Buscar

Ideas de Periodismo

¡El Newsletter ha muerto! ¡Viva el Newsletter!

El Newsletter fue un producto que los medios tardaron en integrar, de manera masiva, dentro de su oferta editorial; pero que en la actualidad se está convirtiendo para los editores en una plataforma desde la que determinar el interés de las audiencias con respecto a contenidos concretos, para, de esta forma, desarrollar más contenidos similares.

El mecanismo es simple, se crean contenedores (boletines) temáticos que se alimentan de los contenidos relacionados que el medio crea para su publicación general. A partir de como interactúan los lectores con dichos contenidos (qué leen, qué comentan, qué comparten,…) se van segmentando y perfilando los grupos de audiencias y se les van recomendando contenidos cada vez más afines a sus intereses. Pero lo más importante es que el lenguaje en que está elaborado dicho boletín se adapta a las características del grupo a quien va dirigido, lo es igual conversar con un millennial que con un friki o con alguien que quiere subir al Kilimanjaro.

Son múltiples los ejemplos que, tanto en Estados Unidos como en España y Latinoamérica. En España se podrían destacar las iniciativas de El País, con sus boletines (diarios y/o semanales) verticales: Ocio y Cultura, América, Futuro, Materia (dedicado a la ciencia y la tecnología y que cuenta con su propio sitio vertical), etc.; y de Eldiario.es, con su boletín semanal sobre ocio, cultura y tecnología, que incluso se incursiona en un modelo de curación de contenidos.

Uno de los últimos ejemplos de esta tendencia llegó a la red esta pasada semana, con el lanzamiento, por parte de The New York Times, de la versión web de “Watching“, como un vertical de vídeos recomendados, que comenzó su andadura como boletín electrónico. “Watching” es un nuevo y ambicioso producto del Times, con un intenso enfoque en la personalización, y que llega a ser capaz de alcanzar a cada usuario concreto con el contenido más adecuado a sus gustos y preferencias.

Los editores también han empezado a entender que el correo electrónico es una nueva forma de monetizar a sus audiencias y de poder captar la atención de sus lectores para que lleguen a sus plataformas propietarias, y que, de esta manera, consuman más contenidos en las mismas, en lugar de hacerlo en los medios sociales como Facebook y Twitter.

Post publicado originalmente en momentotic.com

Anuncios

¿Y el Óscar es…? ¡Para el Periodismo de Investigación!

Observando la entrega de los Óscar 2016 resalta la coquetería de Hollywood con el “Cuarto Poder”. Dos de los galardones fueron a obras relacionadas con periodismo de investigación: uno para la mejor película Spotlight, que trata el tema del Boston Globe con su trabajo sobre la iglesia y los escándalos de abusos sexuales, y otro, como mejor corto documental, para A girl in the river: the price of forgiveness, que denuncia los asesinatos de mujeres, por cuestiones de honor, en Pakistán. Seguir leyendo “¿Y el Óscar es…? ¡Para el Periodismo de Investigación!”

El SMO, ¿el nuevo dorado?

Hace unos años, pocos hubieran apostado porque se fuera a resquebrajar la hegemonía del posicionamiento en buscadores frente a los medios sociales, como la mejor vía para hacer llegar el contenido a las audiencias digitales. Pero está claro, los usuarios consumen cada vez más información en las redes sociales, y creen que éstas les aportan un contenido más afín con sus intereses e inquietudes que los tradicionales buscadores. Seguir leyendo “El SMO, ¿el nuevo dorado?”

Una respuesta conocida de Venezuela

El rechazo del Tribunal Supremo de Venezuela a la resolución de la justicia chilena de demandar ante la OEA protección para los presos políticos, Leopoldo López y Daniel Ceballos, nos pone ante un caso inédito frente al orden internacional. Y cabe preguntarse, ¿cuál era la intención de la Corte Suprema de Chile con su resolución? Es sabido que Venezuela nunca ha prestado atención a demandas internacionales.  Seguir leyendo “Una respuesta conocida de Venezuela”

El desafío del contenido distribuido para los medios editoriales

El surgimiento de plataformas de distribución de contenidos, como Facebook Instant o Apple News, es un reto para editores y generadores de contenidos digitales, ya que corren el riesgo de perder el control sobre el contenido, que ellos producen, y por tanto su relación con sus audiencias. Lo mismo que sucedió con la publicidad digital, cuando empezaron a utilizar la plataforma de Google, y dejaron de tener relación directa con sus anunciantes. Seguir leyendo “El desafío del contenido distribuido para los medios editoriales”

Se le cayó la máscara a Maduro

“La libertad nunca es dada voluntariamente por el opresor; debe ser demandada por los oprimidos”. Estas palabras de Martin Luther King Jr., me vienen a la memoria pensando en la situación que está viviendo el pueblo venezolano. Seguir leyendo “Se le cayó la máscara a Maduro”

The Economist apuesta por la visualización efectiva de los anuncios online

El diario The Economist está dispuesto a apostar fuerte, de cara al futuro, por un modelo de su negocio digital basado en la atención del usuario; aplicando para ello un coste por hora (CPH) de visualización efectiva de la publicidad display que aparezca en sus soportes online. Seguir leyendo “The Economist apuesta por la visualización efectiva de los anuncios online”

El gobierno de Venezuela no supo responder

El gobierno de Venezuela tuvo la oportunidad de hacer frente a los cargos que  se le presentaron en las recientes audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y no fue capaz de presentar argumentos válidos en su defensa. Seguir leyendo “El gobierno de Venezuela no supo responder”

¿El problema real son los adblockers?

La publicidad digital está carcomida hasta sus cimientos, es un negocio en el que se fabrica, compra, vende y simula tráfico sin ningún pudor; un negocio en el que, al final de todo el proceso, cada vez más de los pocos usuarios reales que quedan, y que son los que deberían ver los anuncios, se protegen detrás de los sistemas de adblocking, ya que no soportan la invasiva e intrusiva publicidad display con la que continuamente se les mortifica. Seguir leyendo “¿El problema real son los adblockers?”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑